0 comments on “Green Washing, o qué no hacer con la comunicación verde de tu empresa.”

Green Washing, o qué no hacer con la comunicación verde de tu empresa.

 

Todas las empresas quieren tener una buena imagen y eso pasa por ser respetuosas con el medio ambiente, entre otras cosas. En ocasiones tratamos de comunicar lo que haga falta (¡Todo por la RSC!), pero a veces hay que andarse con cuidado, o se vuelve en nuestra contra.

¿Qué es el GreenWashing?

Básicamente es realizar alguna campaña de comunicación engañosa para ofrecer una imagen más respetuosa con el entorno de lo que realmente es. Este puede venir de diferentes formas:

  • Modificando la propia imagen corporativa de la empresa, utilizando logos, colores y tipografías que induzcan al error.
  • Ensalzar algún atributo sostenible de un producto y ocultar otros que son perjudiciales.
  • Realizando mayor inversión en la comunicación respecto a la sostenibilidad, que la que se hace realmente por que la empresa tenga un menor impacto ambiental.
  • Externalizar como un logro una adaptación que la empresa ha tenido que hacer por imperativo legal o cambio en la legislación.
  • Llevar a cabo acciones de lobby para que un producto o procedimiento que realiza nuestra empresa pase a ser considerado sostenible o inocuo, cuando realmente no lo es.

¿Qué efectos tiene?

El green washing tiene efectos muy negativos para las empresas que lo realizan, porque merman la confianza de los consumidores en nuestra marca y se sienten engañados. Esto daña seriamente nuestra reputación y cuesta mucho recuperarla.

Por otro lado, es muy perjudicial para aquellas empresas que realmente se toman en serio la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente. Cuando la percepción del consumidor es que el engaño es generalizado, se vuelven desconfiados.

¿Cómo podemos evitarlo?

No siempre las empresas caen en el Greenwashing de manera consciente, así que lo primero que deberíamos hacer es tener una imagen realista de lo que somos y el impacto que nuestra empresa tiene en el medio. Sabiendo esto, podremos realizar campañas que no se vuelvan en nuestra contra.

Si nuestra empresa, por su actividad, no se caracteriza por ser muy respetuosa con el medio ambiente, no quiere decir que no pueda llevar a cabo (y comunicar) acciones concretas para mejorar esta situación; lo importante es no ocultar ni intentar suavizar lo que somos, sino ser conscientes y hacer un propósito de mejora. Esto el consumidor lo percibe y lo entiende y será mucho más positivo en nuestra reputación que no hacer nada, intentar ocultar o directamente, mentir.

 

 

0 comments on “Ecosia el buscador que ha conseguido plantar 20 millones de árboles.”

Ecosia el buscador que ha conseguido plantar 20 millones de árboles.

Ecosia representa perfectamente el perfil de empresas que más nos gustan. No buscan tan solo el beneficio económico, sino que quieren cambiar las cosas y sobre todo, se lo ponen muy fácil a sus clientes y usuarios. Consiguen, casi de una forma mágica por su sencillez, que hagas una buena contribución al planeta tan solo haciendo una búsqueda en internet, algo que todos hacemos a diario.

El pasado 22 de enero consiguieron el hito de plantar 20 millones de árboles, desde su nacimiento en el año 2009, aunque sus ambiciosos propósitos llegan a la plantación de 1.000 millones de árboles para el 2020.

¿Cómo funciona?

El funcionamiento es muy sencillo para el usuario; tan solo tienes que utilizarlo como tu buscador de referencia y se utiliza exactamente igual que google. En la parte superior derecha hay un marcador que determina el número de búsquedas que has realizado con ellos; para plantar un árbol se necesitan unas 45 búsquedas.

¿Dónde plantan los árboles?

Ecosia no tiene proyectos propios, sino que financia aquellos, que después de análisis de las diferentes iniciativas que hay a lo largo del planeta. De momento se han centrado en el Global Forest Watchzonas en las que hay especies de plantas y árboles que no se encuentran en otras zonas y que están sufriendo gran deforestación. Además los proyectos en los que invierten deben tener un valor social, además del interés ecológico que puedan tener. Esto les ha llevado a participar en proyectos a lo largo del globo: Burkina Faso, Madagascar, Indonesia, Tanzania, Perú y Nicaragua.

Destinan el 80% de sus beneficios a la plantación de árboles, aunque lo restante no lo reparten entre los socios, sino que lo reservan para en un futuro realizar más inversiones en plantación de árboles. Todos los meses publican informes donde se detalla cómo distribuyen sus ingresos, de forma que los usuarios saben; y por supuesto y como cabría esperar, compensan cada trimestre su huella de carbono por su actividad.

¿Cómo surgió?

El alemán Christian Kroll estudió empresariales en Nürenberg y se llevó una gran decepción al comprobar que la mayoría de las empresas buscaban tan solo un beneficio económico como único objetivo. Él decidió explorar otras opciones, lo que le llevó a un viaje alrededor del mundo y llegó a la conclusión de que la reforestación era algo necesario y que además podría ayudar no solo al medio ambiente, sino también a las personas.

Desde StartUpGreen te animamos a utilizar este buscador como referencia. Funciona muy bien y sin darte cuente contribuyes a una mejora sustancial de nuestro planeta.

0 comments on “La economía circular impulsa los beneficios de las empresas (y de la sociedad)”

La economía circular impulsa los beneficios de las empresas (y de la sociedad)

Al principio solo algunas empresas tenían en cuenta este precepto por cuestiones de imagen, pero ahora se muestra clave para la competitividad.

Llevamos años escuchando el concepto de “economía circular”, pero hasta los últimos años no ha tenido la transcendencia que ha ido adquiriendo, una vez que las empresas y los gobiernos se han dado cuenta que no solo se trata de una cuestión meramente medioambiental, sino que puede traer consigo innumerables beneficios adicionales: en ahorro de costes de producción, incremento de puestos de trabajo (en su mayoría cualificados), incrementos importantes del PIB, menor dependencia de recursos exteriores y en definitiva, una forma de producción y consumo que solo trae beneficios para todos.

¿Qué es la Economía Circular?

Si nos fijamos en las diferentes definiciones de lo que significa economía, podríamos decir que es “la administración eficaz y razonable de los bienes” “la Ciencia que estudia los métodos más eficaces para satisfacer las necesidades humanas materiales, mediante el empleo de recursos escasos”. Pues bien, la economía circular en el fondo no sería otra cosa que la profundización de este concepto, ya que trata de limitar la entrada de materiales vírgenes en la producción y la producción de deshechos. Esto hace años no resultaba interesante, dado que no existía tecnología desarrollada para que financieramente fuera rentable, pero hoy en día las empresas y administraciones se han dado cuenta de que introduciendo en los procesos de producción estos conceptos, mejoran sus resultados. En este sentido, amplía el marco de las definiciones en cuando a “administración racional y eficaz” o “empleo de recursos escasos”.

El modelo hasta ahora actual de economía es el de producir, usar y tirar, lo que provoca que se utilicen grandes recursos, se consuma mucha energía, se generen gran cantidad de deshechos y se contamine el medio ambiente. Esto, sin duda, no se adapta a las definiciones clásicas de economía.

La economía circular nace del precepto de reducir, reutilizar, reparar y reciclar de manera continua, algo que se nos ha estado recomendando desde hace años a los consumidores y que ahora las empresas lo adaptan a sus procesos, aunque teniéndolo en cuenta desde el mismo momento del diseño, fabricación, reparación o cogeneración energética.

¿Qué beneficios obtiene nuestra empresa?

Las empresas que van adaptando la economía circular en sus estrategias de marketing son capaces de reducir costes de una manera significativa, por el mayor aprovechamiento de materias primas, su reutilización y su menor necesidad de transformación.

Se crean unas conexión de empresas con compromisos e intereses comunes que nos ayudan a mejorar de manera más rápida.

Mejoramos la reputación de nuestra compañía, lo que en si mismo es un beneficio.

Incrementamos la innovación, siendo pioneros en un sector que nos acercará a nuevos consumidores como los millenials, más preocupados por el cuidado del medio ambiente, además podremos encontrar nuevos y rentables modelos de negocios.

Nos adelantamos a la legislación europea, que cada vez se orientará hacia la reducción de residuos, ahorro energético, prohibición de obsolescencia programada, etc.. y nos posesionará con una clara ventaja competitiva frente a la competencia.

Economía-circular

Un claro ejemplo de economía circular, que además genera sinergías entre empresas, es el de SAICA y Alcampo, que han logrado conjuntamente que la segunda alcance el objetivo de “vertido cero” en sus 11 hipermercados de la ciudad de Madrid, lo que significa que todos sus residuos generados en sus centros son reintroducidos en la cadena de valor con nuevos usos, evitando su envío al vertedero.